A partir del 1 de julio de 2014 están obligados a llevar contabilidad electrónica y enviar esta información al SAT las personas morales, incluidas las personas morales con fines no lucrativos, y las personas físicas con actividad empresarial.

No obstante, la información de julio a diciembre de 2014 de las personas morales debe enviarse en los siguientes términos:



Las personas físicas comienzan a enviar su información a partir de enero 2015